Asociación Profesional de Cuerpos Superiores de Sistemas y Tecnologías de la Información de las Administraciones Públicas.
||||||

Primeras valoraciones de la junta directiva de Astic sobre el informe de la CORA

Mié, 26/06/2013 - 14:00
Facebook Twitter LinkedIn Google Plus Email
  • Astic celebra la apuesta firme que la CORA hace por las Tecnologías de la Información y reitera su ofrecimiento al Gobierno para continuar colaborando en el Proyecto de Reforma. 
  • La creación del CIO de la Administración, una reivindicación de Astic desde hace años, que por fin se ve recogida.
  • El CIO de la Administración ha de ser funcionario de un Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información, con capacidad de liderazgo.

Tras más de medio año de actividad, la Comisión para la Reforma de la Administración ha finalizado sus trabajos, y el Gobierno ha iniciado una campaña de comunicación de sus resultados. Si bien se han publicado las medidas, faltan algunos documentos de trabajo esenciales, tales como las alternativas barajadas y el análisis de impacto de las finalmente elegidas. Cómo van a ser ejecutadas y con qué recursos, es a día de hoy algo aún no conocido por la sociedad. Respondiendo a la política de transparencia que ha impulsado el actual Gobierno, sería deseable contemplar el derecho que funcionarios y ciudadanos tienen de conocer los beneficios concretos que les reportará  la reforma y cómo va a ser ejecutada.

La Junta Directiva de Astic, el pasado mes de enero, ofreció sus propuestas a la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas, haciendo llegar al Gobierno el documento elaborado por la Asociación “Una Administración General del Estado para la Sociedad de la Información”. En él, se proponen líneas estratégicas para la reforma de la Administración, una reforma que Astic considera necesaria. Ello, en el convencimiento de que la creación de la Comisión de la Reforma ha sido un hecho positivo por abordar reformas estructurales en la Administración, más allá de los meros recortes presupuestarios.

Las propuestas fueron presentadas al Grupo de Trabajo de la Comisión dedicado a analizar las medidas de racionalización del ámbito de la informática y la Administración Electrónica a petición del mismo. Como manifestó Astic por entonces, la reforma de la gestión de las TIC en la Administración no puede abordarse de forma aislada, sino dentro de una reforma general de la gestión de los recursos comunes. Todo ello, en el marco de una reorganización interna de los Ministerios, Organismos Autónomos y Entidades Empresariales en lo relativo a la gestión y racionalización de los recursos y servicios comunes de la Administración. Y en estas reformas, las Tecnologías de la Información han de desempeñar un papel protagonista.

A la espera de ser informados

A pesar de los esfuerzos realizados en pro de la colaboración mutua por parte de Astic, la respuesta no ha sido la deseable. Como anecdótica muestra, el no ser invitados al acto de presentación del Informe de Conclusiones de la CORA realizado el pasado 20 de junio. 

Superando la mera anécdota, lo que Astic si considera de relevancia es que, a día de hoy, no se haya informado a la Asociación que representa a los funcionarios del Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información de la Administración del Estado, de las medidas que, en el ámbito de la racionalización y consolidación tecnológica, propone ejecutar el Gobierno. 

Tampoco se ha puesto en conocimiento los cambios organizativos -que directamente afectará a nuestro colectivo- entre los que sin duda, el más revolucionario, es la creación de una Agencia TIC. Parecería lógico que a la hora de su creación, los responsables de la gestión de las Tecnologías de la Información de la Administración fueran parte activa. 

En el convencimiento de que una parte importante de las reformas propuestas y de la vida cotidiana de la Administración gravita en torno a la tecnología y de que la reforma plantea a los profesionales públicos de las TIC retos importantes, Astic, como representante de un amplio colectivo de funcionarios de los Cuerpos Superiores de Sistemas y Tecnologías de la Información de la Administración, ofrece nuevamente al Gobierno su colaboración para participar en el diseño de los principales cambios organizativos que afectarán directamente al citado colectivo.

Valoración de las propuestas

Para Astic, es indiscutible que la CORA confiere un papel importante a las Tecnologías de la Información. La intención manifestada de mantener estructuras organizativas sectoriales de tecnología; la creación de la figura de un responsable máximo de tecnología de la Administración, CIO (Chief Information Officer); el desarrollo pleno de la Factura Electrónica o la extensión de la Plataforma de Intercambio de Datos evidencian que el Gobierno es consciente del papel estratégico que las Tecnologías de la Información han de desempeñar para llevar a cabo el ambicioso reto de reformar nuestra Administración.

En este sentido, si Astic ya recomendó la creación de la figura del CIO de la Administración y detalló su conveniente perfil, recogido el testigo por la CORA, es hora de la definición concreta de sus competencias. El nivel jerárquico que se determine, los medios y recursos con los que se le dote, y lo más importante, la capacidad de gestión económica, organizativa y legal, con que cuente este CIO, serán determinantes para valorar la efectividad de la nueva figura. 

A la vez, Astic quiere insistir en que resulta crucial para asegurar la eficacia de la nueva estructura propuesta la capacidad de liderazgo del CIO que se nombre; su conocimiento profundo de la Administración y dominio de la tecnología. No hace falta recordar al Gobierno que tiene a su disposición a más de mil profesionales, funcionarios de los Cuerpos Superiores de Tecnología de la Información de la Administración, que cuentan con más de veinte años de vida administrativa. Muchos de estos profesionales, en la actualidad, ejercen de facto de CIOs sectoriales y brindan toda su experiencia y conocimientos para lograr el objetivo con el que se incorporaron a la Administración: el servicio público.